¿Cómo afecta el tabaco a mi salud bucal? - Somos Dent

Escribe lo que buscas

¿Cómo afecta el tabaco a mi salud bucal?

¿Cómo afecta el tabaco a mi salud bucal?

¿Cómo afecta el tabaco a mi salud bucal?

Colectivamente, caemos en la creencia de que los efectos del tabaco en nuestra salud bucal se limitan a simples manchas en los dientes o la presencia del mal aliento, siendo ambas consideradas como inconvenientes menores. Sin embargo, estas manifestaciones pueden llegar a ser solo la punta del iceberg en lo que respecta a las implicaciones del tabaquismo para nuestra boca. Detrás de estos signos visibles, se esconde un panorama mucho más preocupante y complejo que merece nuestra atención y comprensión más profunda.

El tabaco no solo afecta la apariencia estética de nuestros dientes, sino que también debilita los tejidos de las encías y reduce su capacidad para combatir infecciones, lo que puede llevar a enfermedades periodontales graves. Además, el tabaquismo aumenta significativamente el riesgo de desarrollar cáncer oral, afectando áreas como los labios, la lengua, la cavidad oral y la garganta. Estos cánceres pueden ser devastadores y difíciles de tratar, lo que subraya aún más la importancia de dejar de fumar para proteger nuestra salud bucal y general.

A continuación, veremos cinco efectos que tiene el consumo del tabaco en nuestra salud bucal:

Efectos del tabaco en nuestros dientes

Tinción de los dientes: Los dientes de los fumadores de tabaco tienden a adquirir una tonalidad amarillenta, debido a la acumulación de nicotina y alquitrán en su superficie, que incluso puede penetrar en los túbulos dentinarios, afectando su aspecto y salud.

Mal aliento o halitosis: El tabaco contiene componentes nocivos que no solo generan mal aliento, sino que también agravan la sequedad e irritación de las mucosas de la boca y las vías respiratorias. Esta irritación reduce la oxigenación adecuada, contribuyendo al mal olor.

Mayor riesgo de tener periodontitis: El tabaco no solo aumenta tres veces el riesgo de padecer periodontitis y acelera su progresión, sino que también dificulta el diagnóstico temprano. Esto se debe a que el tabaco actúa como vasoconstrictor, reduciendo el flujo sanguíneo hacia las encías y enmascarando los signos clásicos de inflamación.

Aumento en la propensión a tener caries: Los fumadores tienen una mayor tendencia a desarrollar caries dentales. Este hábito nocivo contribuye a una mayor incidencia de lesiones cariosas, especialmente en las raíces de los dientes, donde la pérdida de soporte dental expone la raíz al riesgo de deterioro. Además, la reducción en la producción de saliva entre los fumadores disminuye la capacidad natural del cuerpo para neutralizar la placa bacteriana, lo que agrava aún más el riesgo de caries y deterioro dental.

Cáncer oral: El tabaco contiene numerosas sustancias cancerígenas que, combinadas con el consumo de alcohol, pueden aumentar considerablemente el riesgo de desarrollar cáncer oral. Aunque la incidencia de esta enfermedad no es la más alta, suele diagnosticarse en etapas avanzadas, lo que dificulta el tratamiento y reduce las tasas de supervivencia.

El consumo del tabaco es una amenaza grave para la salud bucal que no se debe subestimar. Desde problemas cosméticos hasta enfermedades graves como el cáncer oral, fumar puede tener un impacto devastador en la salud de la boca y los dientes. 

Si tienes alguna duda, agenda una hora en www.somosdent.cl, o visítanos en nuestra Clínica Odontológica Municipal Somos Dent, ubicada en Chacabuco #760, tercer piso, Curicó. ¡Te esperamos!

Sin Comentarios

Comentarios del Post

Tu correo no será publicado